Sunday, September 28, 2008

LE MERLE BLEU


Vuelvo silencioso y alado, tejiendo un nido escondido, un nido vivo, un nido susurrado. Vuelvo con un llavero pesado y enmarañado, lleno de historias, mundos disímiles, puertos de paso, memoria.

Llego al nido agitando mis llaves,

un perro viejo levanta las orejas sin parar de roncar y una mujer sonríe iluminada.


Giuseppe Tanino